Siete días para la Navidad

 

El milagro de un nuevo inicio

 

 

¡Regalos! ¡Árboles con muchos colores! ¡Comer hasta donde no se puede más! ¡Familia y esa sensación de calidez en tu hogar! ¿Te suena familiar? ¿Quién no podría disfrutar de esa forma en estas fechas navideñas? Después de todo están relacionadas generalmente con un tiempo de descanso, alegría, esperanza, nos anuncian que el año está próximo a finalizar y además que hay uno que está a punto de iniciar.

 

Sin embargo, dejando todo ese concepto de lado por unos instantes, a menudo durante esta época es muy común que nos autoevaluamos acerca de las cosas que logramos o no logramos concretar durante el transcurso de todo el año. ¿Te ha pasado? ¡Dietas y ejercicio! ¡Oportunidades laborales! ¡Relaciones interpersonales! ¡Situaciones financieras! Estamos agradecidos por lo que sí concretamos, pero en ocasiones nos sentimos frustrados y cansados cuando no hemos logrado conquistar lo que buscamos, o cuando nos damos cuenta que tal vez nos desviamos un poco del camino y terminamos tomando algunas decisiones incorrectas.

 

Afortunadamente, la Biblia nos enseña en el libro de Lamentaciones, que «las misericordias de Jehová nunca decaen, que son nuevas cada mañana» ¡Wow! ¿No es un alivio para el corazón? Significa entonces que a pesar de que hasta ahora no hayamos podido concretar o resolver algunos aspectos de nuestra vida, siempre tendremos en Jesús una oportunidad para volverlo a intentar cada mañana. O bien, si hemos logrado alguno ya, tendremos el reto de poder hacerlo aún mejor. Así que en el transcurso de estos días finales del año y al iniciar el próximo, deja que el cielo te susurre que tienes una nueva oportunidad.

 

No está de más decir que queremos desearte un tiempo extraordinario al lado de los tuyos y recordarte que existe un propósito eterno dentro de ti, que debe despertarse para hacer de este el mejor año de tu vida hasta ahora. ¡Anímate y vuelve a intentarlo! ¡Vamos! ¡Este es tu tiempo!

 

 

"Esa misma noche, unos pastores estaban cuidando sus ovejas cerca de Belén. De pronto, un ángel de Dios se les apareció, y la gloria de Dios brilló alrededor de ellos. Los pastores se asustaron mucho, pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Les traigo una buena noticia que los dejará muy contentos: ¡Su Salvador acaba de nacer en Belén! ¡Es el Mesías, el Señor! Lo reconocerán porque está durmiendo en un pesebre, envuelto en pañales.»" Lucas 2:8-12 (La Biblia - TLA)

 

"Jesús nació en Belén de Judea cuando Herodes el Grande era rey de ese país. En esa época, unos sabios de un país del oriente llegaron a Jerusalén y preguntaron: «¿Dónde está el niño que nació para ser el rey de los judíos? Vimos su estrella en el oriente y hemos venido a adorarlo .» " San Mateo 2:1-2 (La Biblia - TLA)

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

December 25, 2017

December 24, 2017

December 23, 2017

December 21, 2017

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now